Indemnización por accidente de autobús

¿Cómo habremos de actuar en caso de haber sufrido un accidente en autobús de tal manera que obtengamos nuestra indemnización?

Aquí te vamos a contar tan solo un poco más detalladamente todo acerca de los accidentes que se han producido en autobuses, esto debido a que existen algunas consideraciones que son de suma importancia y debemos de tener en cuenta si nuestro objetivo es solicitar una indemnización que corresponda certeramente, posterior a un accidente en este mencionado y muy utilizado, medio de transporte colectivo.

Cabe mencionar que los accidentes en un medio de transporte colectivo o autobús urbano, tienen ciertas complicaciones añadidas, estas mismas radican en el cierto supuesto de que la mayor parte de los accidentes en transporte colectivo, ya sean en las grandes ciudades o municipios, ocurren cuando el pasajero en cuestión se decide a levantarse para poder bajar de la unidad de transporte colectivo y pasar a desplazarse a su parada de destino, de la misma manera ocurren cuando el pasajero en cuestión ocupa un lugar de pie, en vez de sentado.

La situación se complica para el pasajero u ocupante de la unidad de transporte colectivo cuando el conductor o piloto de la unidad, decide frenar de manera abrupta o brusca, así como cualquier otro incidente que determine o produzca irremediablemente la caída de uno o más pasajeros, haciendo que estos corran peligro de lesiones o contusiones graves.

La mayoría de las causas de que esto ocurra son:

  • El piloto frena abruptamente o bruscamente la unidad de transporte colectivo o urbano.
  • Un choque delantero en la unidad de transporte colectivo o autobús urbano.
  • Un choque lateral en la unidad de transporte colectivo o autobús urbano.
  • Un choque trasero en la unidad de transporte colectivo o autobús urbano.
  • Falla mecánica de la unidad de transporte colectivo o autobús urbano.

Posteriormente, el pasajero, de manera típica, se incorpora, se prepara para bajarse de la unidad de transporte colectivo o autobús y abandona la misma.

Este podemos calificarlo como un grave error que podría costarnos muchísimo, desde una buena indemnización en materia de cuantía, al igual que lesiones posteriores graves o complicaciones de salud que se presenten mas tarde.

Esto no solo supone una compensación monetaria, como muchos suelen pensar, no se trata de buscar un dinero que llegue con facilidad o estafar a nadie, las lesiones graves, contusiones y situaciones que ponen en riesgo nuestras actividades de lucro, están en juego al momento de obtener o no una indemnización adecuada para nosotros los pasajeros y ocupantes del transporte colectivo o autobús urbano.

Por desgracia, cuando actuamos de esta manera, sin cuidado y sin presentar una queja o inconformidad por lo sucedido, en los peores casos solo es cuestión de horas, minutos o incluso días, para comenzar a presentar los síntomas de una lesión que no cuidamos a tiempo, de alguna contusión o malestar surgido y originado de ese percance sufrido en el interior de una unidad de transporte colectivo o autobús urbano.

Esto pasa a ser una manera en la que ya no podemos presentar una queja formal, puesto que ya no tenemos ni contamos con la forma de demostrar de manera certera e irrefutable, que aquellas lesiones que sufrimos debido a ese accidente se produjeron en el mismo. Es por este motivo que muchas personas pierden su probabilidad ventajosa de reclamar una correcta y justa indemnización por accidente de autobús o transporte colectivo urbano.

Se sabe que es posible que solo puedan reclamar una indemnización aquellas personas y/o pasajeros que, al sufrir un accidente al interior del transporte colectivo urbano o autobús urbano, mismo accidente ocurrido como resultado de la negligencia del conductor del autobús urbano o transporte colectivo urbano o por culpa de cualquier otro vehículo que pudiera y haya infringido una o más de las normas de circulación.

Además de lo anterior, debe haber una constancia fehaciente de que las lesiones y daños o perjuicios, han sido ocasionados durante y debido al accidente de tráfico, frenar abruptamente o bruscamente, una incidencia, etc. Esto solo es posible conseguirlo al solicitar en el momento la atención de una ambulancia hacia nosotros como dolientes o accidentados.

La ambulancia tomará constancia y registro, mismo informe que recogerá la información necesaria para dar a conocer los datos de la unidad en la que se viajaba y las condiciones que esto implico hacia nuestra salud como pasajeros del transporte colectivo urbano o autobús urbano.

En ciertos casos también es recomendable llamar o comunicare con la policía, esto es muy importante ya que, en lesiones de una gravedad considerable, además de auxiliarnos para solicitar al conductor que identifique su falta o la falta de otros conductores que hayan ocasionado el accidente. De esta manera deberán recabar la matricula, los datos del seguro, nombre del conductor, etc. Siempre que sea el causante del accidente en cuestión.

No obstante, también existe la posibilidad con grandes probabilidades de que estemos involucrados o seamos víctimas de un caso en el cual suframos un accidente en trayectos o carreteras de autobús interurbano o transporte colectivo interurbano, es bien sabido que estos accidentes normalmente suceden a mayor velocidad, suceden en salidas de vía o incluso choques, estos suelen tener consecuencias mucho más graves para los pasajeros, aplicando incluso a las víctimas mortales que esto puede conllevar y/o grandes lesiones.

En algunos casos, tal y como ya se tiene registro en accidentes de autobús interurbano o transporte colectivo interurbano, se puede llegar a ser acreedor no a una indemnización sino a dos indemnizaciones por un mismo accidente. Tenemos este derecho gracias al SOV o Seguro Obligatorio de Viajeros, que siempre es obligatorio para los sistemas de transporte colectivo y autobús.

Siendo el caso en que se demuestre que el accidente fue ocasionado por una negligencia por parte de la empresa que presta los servicios, un ejemplo de esto son:

  • Mantenimiento de los sistemas mecánicos de la unidad del transporte colectivo urbano o autobús urbano.
  • Mantenimiento de las ruedas y otros componentes externos del transporte colectivo urbano o autobús urbano.
  • Mantenimiento de los componentes internos del transporte colectivo urbano o autobús urbano.
  • Limpieza y cuidado de la unidad de transporte colectivo urbano o autobús urbano.

Entre muchas otras posibles señales de negligencia por parte de la empresa que presta los servicios de transporte. Además de poder ser un fallo humano, por parte del conductor de la unidad de transporte colectivo urbano o autobús urbano, esta indemnización por daños y perjuicios para los accidentados, correría a cargo del “seguro de responsabilidad civil”, sin importar si es a cargo de la empresa o del conductor, etc.

Ambas indemnizaciones por accidente de autobús o transporte colectivo, son total y completamente compatibles y, en dado caso de accidente, antes de siquiera considerar en aceptar una oferta por parte de la compañía aseguradora, se recomienda encarecidamente contratar a un abogado especialista en esta clase de reclamaciones.

Solo un especialista podrá ayudarnos para obtener los beneficios que deben ser por la indemnización en caso del accidente de autobús o transporte colectivo, además de incluso ayudarnos a conseguir una indemnización con una cuantía superior a la que podríamos haber percibido por la oferta de las aseguradoras.

Es claro que las compañías aseguradoras ofrecen un servicio con la esperanza de que nunca lo utilicemos y que además nunca cobremos la cuantía real por la indemnización de los daños y perjuicios de los cuales somos víctimas, es por eso que lo más prudente es no aceptar ninguna oferta por parte de las compañías aseguradoras hasta no tener una opinión de un profesional en el tema de las indemnizaciones por accidente de autobús o transporte colectivo.

Siendo pasajero de una unidad de transporte colectivo urbano o una unidad de autobús urbano ¿Puedo reclamar una indemnización en caso de un accidente?

Este tipo de preguntas abundan por doquier, es una cuestión de cultura y de desinformación a nivel masivo, tal y como veníamos comentándolo con anterioridad, muchas personas optan por no levantar ninguna denuncia o proseguir con el proceso de levantar una constancia de los hechos que, en este caso, serían los accidentes que podemos sufrir en un autobús urbano o transporte colectivo urbano.

Este tipo de consultas son muy populares debido a que los accidentes en autobús o transporte colectivo, son muy comunes. Los accidentes ocurren por excesos de velocidad o negligencia por parte de la empresa que presta servicio de transporte, las causas son varias y pueden llegar a darte hasta más de una indemnización por un solo accidente de esta naturaleza.

La duda que anteriormente pudo haber surgido es ¿Realmente podemos cobrar más de una indemnización? La respuesta a esto es sí, tanto el SOV o Seguro Obligatorio de Viajeros, como de Responsabilidad Civil, son compatibles y pueden perfectamente indemnizar a un afectado por un accidente de autobús o transporte colectivo.

Indemnización por atropello.

Incluso existen indemnizaciones por sufrir un atropello por parte de una unidad de transporte colectivo urbano o autobús urbano. Son más comunes y frecuentes de lo que se pueda llegar a creer, y es importante tomar en cuenta que, en el fatídico caso de sufrir un atropello por parte de un autobús urbano o transporte colectivo urbano, aun si este se trata de un vehículo público, se debería proceder del mismo modo que si fuéramos atropellados por un automóvil privado común y corriente, las condiciones no cambian por el hecho de que el transporte colectivo sea público.

Sera nuestra responsabilidad el hacer reclamo por cualquier lesión, daño o perjuicio que pueda ser ocasionado hacia nosotros por el atropello, incluyendo los daños materiales, tales como: el móvil, la ropa, los objetos de valor que llevemos con nosotros en el momento también entran dentro de la indemnización y deben ser tomados en cuenta dentro de la misma.

Lo anterior lo venimos incluyendo debido a que los atropellos son muy comunes, en verdad mucho más de lo que uno se imagina, en especial aquellos que se efectúan al ascender o descender de la unidad de transporte colectivo o autobús urbano público o privado.

Suele ser el caso que, al intentar bajar, el autobús o transporte colectivo, arranca antes de tiempo y la persona cae y es víctima de un posible atropello por parte de la unidad de transporte colectivo público, de la misma manera puede suceder al intentar ascender a la unidad y sufrir una caída y por error ser atropellados por la misma.

Esta también entendido que hay casos en los que el pasajero o peatón opta por tomar el camino que esta fuera del rango de visión del conductor, incluso en estos casos podemos sufrir un atropello, claro que esta que nuestra indemnización será más justa cuando esto sucede en un lugar en donde nuestro derecho como peatones es más alto, tal es el caso de los pasos peatonales y los señalamientos de alto.

Sin embargo, también es posible solicitar una indemnización por haber cruzado en lugares en donde no nos correspondía haber cruzado, ya sea debajo de puentes peatonales, cerca pero no en los pasos peatonales o cerca pero no en los pasos con señalamientos de alto. En estos casos podríamos ser acreedores a una indemnización llamada “concurrencia de culpas”.

El SOV y las indemnizaciones, ¿Cómo pedir más de manera correcta?

Las indemnizaciones de este tipo, vienen reguladas y en soporte del Real Decreto 1575/1989, de 22 de diciembre, por medio del mismo se especifica y se aplica de manera obligatoria, perdonando la redundancia, el SOV o Seguro Obligatorio de Viajeros.

Este mismo busca indemnizar, cuando sufran algún daño físico en cualquier accidente que tenga ocasión y lugar en el medio de transporte público colectivo de personas o autobús urbano público.

Así que ya lo sabes, si sufres un accidente de autobús urbano o transporte colectivo urbano, te recomendamos contactar a un especialista y profesional en el tema. Hay asesores que te pueden apoyar a muy bajo precio, además de recordamos que las ventajas de una indemnización no se basan únicamente en el dinero, sino en las consecuencias ocasionadas por el accidente, que estas indemnizaciones cubren.